Club Macarfi

0

CARRITO

0
Subtotal: 0,00
No hay productos en el carrito.
¡No olvides finalizar tu compra!
0
0
Subtotal: 0,00
No hay productos en el carrito.
¡No olvides finalizar tu compra!

Entrevista a Ramón Freixa – Por Luis Moreno Maldonado

Ramón Freixa nacido en Castellfollit de Riubregós en 1971. Con multitud de premios nacionales e internacionales su cocina destaca por la técnica y la elegancia basándose en el  mejor producto y la temporalidad. Nos recibe en el Comedor de su restaurante sito en el Hotel Único en Madrid.

L.M. Ramón, entiendo que siendo nieto de panadero e hijo de propietarios de restaurante, no era descabellado pensar que salieras cocinero.

Yo realmente de pequeño lo que quería ser era cantante aunque pronto me di cuenta de mis escasas actitudes para ello. Debía yo de contar unos 12 años cuando poco a poco comenzé a interesarme por la cocina y concretamente por su parte dulce, tanto en la panadería de mi abuelo como en la cocina del restaurante empecé a formarme los fines de semana ayudando  en la partida de postres.

L.M. Y después de eso te fuiste a San Pol de Mar.

Cuando acabé COU me matriculándome en Turismo en la especialidad de dirección hotelera, tenemos que tener en cuenta que en aquella época no existían ni muchos menos las posibilidades actuales para formarse como cocinero y aquella me pareció una buena decisión para seguir formándome.

L.M. Una vez concluiste tus estudios, pasaste por Bélgica y Francia, que nos puedes contar de esa época.

En aquellos momentos lo que tocaba era hacer las Galias. En España se comía muy bien y empezaba a despuntar pero mis padres decidieron que para mi formación lo más idóneo seria salir del país. Lo que más me sorprendió de aquellas experiencias eran esas brigadas de 30 cocineros, con esa rectitud germánica y una disciplina absoluta.Una cocina muy clásica en Bélgica y por otro lado la cocina de las hierbas y del kilometro cero sumado al mimo por el producto que encontré en Bras.

L.M. En el año 1998 vuelves a España y te ocupas del restaurante familiar.

Así es, mis padres, en un acto increíble de generosidad hablaron conmigo y pusieron el restaurante a mi disposición. Yo había llegado hacia varios meses y tratamos de convivir mi padre y yo en la cocina y aquello no funcionó como ambos queríamos.No fue fácil porque yo la verdad es que revolucioné todo en muy poco tiempo particularmente la cocina. Aún así mantuve la estrella y fueron unos años muy buenos en los que aporté mi visión de la cocina catalana bajo mi manera de entenderla.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola. ¿Podemos ayudarte?